Separaciones y divorcios

Somos abogados especialistas en Divorcios y Separaciones, y llevamos más de 25 años realizando trabajos en este campo del Derecho. En nuestro despacho le ayudamos a realizar los trámites necesarios para su divorcio.

Nuestra política de resolución de este tipo de conflictos es intentando la mediación como prioridad, evitando así aumentar el estrés emocional que conlleva el divorcio.

No obstante, si consideramos que lo más conveniente es acudir a Juicio, no dudamos en hacerlo.

En caso de tener que acudir a Juicio, solemos instar junto con la Demanda de Divorcio, la petición de Medidas Provisionales, para tratar de resolver el conflicto lo antes posible. En cada procedimiento de divorcio, solicitamos lo más beneficioso para el cliente y sus hijos: custodia para uno de los progenitores, custodia compartida, pensión por alimentos, pensión compensatoria, adjudicación del uso y disfrute del domicilio conyugal…etc, dependiendo del caso concreto.

Uno de los trabajos más habituales que venimos practicando es la modificación de medidas, en la que, dependiendo del caso, solicitamos:

  • el cambio de custodia monoparental a custodia compartida, o a la inversa.
  • reducción de alimentos por venir el progenitor a “peor fortuna”.
  • la extinción o temporalización de la pensión por alimentos de los hijos mayores de edad.
  • la extinción del derecho de uso de la vivienda familiar.

En conclusión, en nuestro despacho se realizan las siguientes gestiones:

  • separaciones y divorcio de mutuo acuerdo.
  • separaciones y divorcio contencioso.
  • modificaciones de medidas.
  • ejecución de sentencias, especialmente en reclamación de alimentos y gastos extraordinarios.
  • separación de parejas de hecho.

Una de las cuestiones más controvertidas en un divorcio, es la Formación de Inventario y Liquidación del Régimen Económico Matrimonial, constando nuestra Directora entre los abogados especialista en la lista de contadores-partidores del Juzgado.

Si se nos requiere para ello, se atiende a ambos cónyuges tratando de que lleguen a un acuerdo, facilitándoles la información necesaria para que puedan adoptar sus propias decisiones conjuntas, dando forma a éstas, mediante la redacción de un convenio regulador que regule su ruptura. En estos casos, se informa a los clientes de que, habiendo optado por este camino, en caso de que no se lleguen a un acuerdo, deberán buscar cada uno su propio abogado, siendo imposible al despacho poder intervenir en el asunto en representación de uno de ellos contra el otro.

En todo caso, se informa a los clientes de que, debe procurarse la búsqueda del bienestar del menor, interés más necesitado de protección.