Entrevista realizada por Cristina de Onda Cero a Justa Cañibano directora del proyecto Enasis y Mª Jesús Viña abogada especialista en mediación familiar

Puedes escuchar la entrevista completa aquí

 

Entrevistadora – Justa Cañibano directora del Enasis en la calle Catalina Adulce, 6 ha venido a Onda Cero para hablar de educación.

Justa Cañibano – Hablamos de educación enlazando con lo que hablábamos la semana pasada de las capacidades que un niño tiene que aprender en sus primeros añitos. Hablamos de las capacidades emocionales.

Quiero transmitir a nuestros oyentes, la necesidad de desarrollar adecuadamente las capacidades emocionales, en un tema muy concreto, en la separación de los padres.

Quiero traer este tema aquí porque me lo encuentro muchas veces, no quiere decir que haya muchos padres separados, pero hay un sector de la población que está en trámites de separación con hijos. Entonces, a mí, llegan los niños con muchísimos problemas y con un fracaso escolar o con ocho suspensos encima. Entonces yo me veo un poco impotente y creo que sola, yo no puedo hacer mucho. Por eso me he permitido traer a este estudio a una experta en este tema María Jesús Viña abogado, que está muy sensibilizada con estas situaciones y que ella maneja muy bien.

Entrevistadora – Mª Jesús muy buenas tardes, llegan a tu despacho casos de divorcios en los que los niños son los que peor lo pasa, ¿cómo visualizar tú este malestar de los pequeños?

Mª Jesús Viña – Buenas tardes, yo conozco lo que le ocurre a los pequeños por lo que me cuentan los padres y por lo que veo en los informes de los equipos psicosociales y por lo que veo en el juzgado. Efectivamente los niños, cuando son pequeños, el problema se convierte en psicosomático. Por ejemplo vuelven a la pérdida de control de esfínteres, surgen alergias, dolores estomacales, problemas digestivos, problemas en la piel, incluso algunos niños cuando se ven sometidos a presión se autolesionan y luego a nivel emocional, lo que veo en mi despacho, es que hay retrasos en los estudios, falta de concentración, hiperactividad, falta de disciplina, de orden y falta de seguridad en si mismos. Porque los niños entienden la situación como una pérdida de amor hacia ellos porque entiende la familia como un conjunto de amor y el hecho de que sus padres se separen lo entienden como que a ellos les van a querer menos por eso suelen preguntar más a menudo si -¿me quieres?- y hay que decirles más a menudo que sí se les quieres.

Yo lo que les digo a los de los progenitores es que procuren mantener al margen de sus problemas a los niños y que nos les pongan en la tesitura de decidir con quién se quiere quedar. Porque ellos no pueden tomar ese tipo de decisiones sobre todo a determinadas edades.

Cuando los progenitores no son capaces de llegar a un acuerdo, pues pasan a los equipos psicosociales del juzgado.

Entrevistadora – Equipos que me decías que están totalmente desbordados en estos temas.

Mª Jesús Viña – Sí efectivamente como ahora hay muchas solicitudes de custodia compartida y solamente tenemos tres equipos en Valladolid y están desbordados, hay un retraso de hasta 6 meses para emitir informes porque no pueden más. Entonces nosotros, evidentemente, no podemos hacer nada sin que un equipo de profesionales pueda decidir sobre las custodias o las visitas más recomendables para el menor. Es una cuestión que creemos que tienen que resolver los adultos y no los niños. Por eso creemos que el papel de un equipo psicosocial es fundamental y que tienen que tener recursos y tienen que haber los suficientes equipos como para poder resolver estos asuntos sin obligar a una familia y unos niños hasta 6 meses esperando a un informe de un equipo con las secuelas que ello puede traer fundamentamente en los niños.

Entrevistadora – Estos casos de padres separados que llegan al centro es un dilema para ti Justa porque un padre puede querer una cosa y el otro otra. ¿Ahí que hacemos?

Justa Cañibano – Yo trato de hablar con los dos casi podía decirte que es muy difícil, imposible, pero lo intento. Siempre hay un progenitor que entiende que el niño no tiene ninguna culpa de lo que está pasando y que es absolutamente imprescindible que haya coordinación entre ellos. Yo no me meto en ¿quién tiene razón? yo lo único que digo es que hay un niño que me mira sufriendo enormemente y eso me duele muchísimo y yo sola no lo puedo hacer.

Trato de si no puedo juntarlos o hablar con uno y hablar con otro para saber en que discrepan a la hora de educar a su hijo porque sino su hijo se va por la calle del medio. Los niños son muy listos, si ven que pueden escabullirse de uno y de otro lo hacen. Ahí empiezan las mentiras, el delinquir de la verdad, de los estudios, de los exámenes.

El otro día me encontré con un niño que tenía un examen que ya había tenido. No quería estudiar.

Entrevistadora – Al final, en ambos casos, sois la figura de mediador familiar casi impuesta. En las dos situaciones, pensando en el niño tenéis que acabar mediando entre los padres, Mª Jesús por tu profesión abogado y Justa por el tema de educar a los niños.

Mª Jesús Viña – Yo lo que les digo a los padres que es muy importante que no hablen mal del otro progenitor delante del niño porque el niño tiene dos pilares básicos en su vida y uno no pude destruir al otro porque se destruye al niño.

Incluso la familia extensa delante del niño pensando que no lo está escuchando, (pero es que los niños tienen oídos en todos los sitios), pueden estar en el salón y estar escuchando comentarios que familiares y amigos hacen, que no procede que el niño esté escuchando desde otra habitación. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice de los pilares básicos de un niño que son su padre y su madre.

Entrevistadora – Un pacto de no agresión entre ellos es fundamental para sus estudios y para cualquier otra habilidad que hay que desarrollar en edades muy tempranas para que luego no les creen traumas y ningún otro problema más adelante. Muchísimas gracias a las dos.